Cómo crear tu propio sistema de riego

Las macetas de tu patio o las plantas de tu jardín sufren a causa de las altas temperaturas, y especialmente en verano. Esto se debe a que, al perder su humedad con mayor facilidad, tienen necesidades especiales de agua en épocas calurosas. Esta es la principal razón por la que te convendría contar con un sistema casero de riego. Es económico y sencillo de hacer. ¡Apunta cómo montarlo y a por él!

Consejos para que puedas regar las plantas en vacaciones

Con tu propio sistema de riego en casa ya no tendrás que delegar el cuidado de tu espacio verde en otras personas. En efecto, un sistema de riego por goteo te permitirá regar las plantas en vacaciones y garantizar su buen cuidado durante tus días fuera del hogar. Además, es una excelente manera de ahorrar dinero en el mantenimiento de tus plantas y también de reducir el gasto innecesario de agua. Por si fuera poco, es una gran oportunidad para reciclar botellas de plástico.

¿Cómo hacer un sistema de goteo para tu jardín?

Necesitarás varias botellas de plástico (la cantidad dependerá de la extensión verde que tengas que mantener), un objeto punzante (tijera, aguja de tejer o cuchillo) y cordones de algodón o tubos delgados de PVC. Pero, ¿cómo hacerlo?

1. Llena una botella de agua y tápala.

2. Haz un agujero en el tapón de la botella.

3. Introduce un cordón o tubo de PVC en el agujero. Hará de conductor para que el agua se transporte de la botella a la planta.

4. Entierra la botella con el tapón hacia abajo a unos 15 o 20 centímetros de la planta que desees mantener con suficiente humedad.

5. Orienta el extremo del cordón o tubo de PVC en dirección a la planta.

De este modo, se aportará agua en cantidad suficiente (no en exceso) que mantendrá la tierra circundante con la humedad necesaria para garantizar el buen estado de la planta.

Una variante de este sistema por goteo especial para macetas

Reemplaza las botellas por frascos de vidrio (material también desechable). ¿Qué diferencia existe con el sistema de goteo anterior? Veámoslo.

– Llena el frasco de agua (sin taparlo) y colócalo al lado de la maceta en cuestión.

– Introduce un extremo del cordón de algodón (este sistema no requiere tubos de PVC) en el frasco y el otro en la maceta.

La raíces de la planta absorberán el agua y el cordón hará de conductor, como en el caso anterior. ¡Listo!

En síntesis, un sistema casero de riego es un modelo de irrigación 100 % eficiente que te permitirá mantener tu espacio verde en la mejor de las condiciones. No pierdas ni un minuto, ve a por los materiales necesarios y disponte a disfrutar de sus múltiples ventajas.

 

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2019/07/iStock-179397844.jpg);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}