Descubre la selva de Irati, un espectacular bosque del Pirineo Navarro

Nevada, cubierta de niebla o con los mágicos colores de la primavera y el otoño. Cualquier época es idónea para que disfrutes de Irati. Este atractivo bosque del Pirineo navarro posee el segundo hayedo más grande de Europa tras la Selva Negra alemana. Además, es un lugar pensado para la observación de las aves.

Qué vas a ver en la selva de Irati

Los abetos y las hayas se mezclan en un paisaje de 17 000 hectáreas con tres reservas naturales. La de Lizardoia forma parte del monte La Cuestión y fue nombrada Patrimonio de la Humanidad. Se sitúa entre el embalse de Irabia y las famosas Casas de Irati, un centro de actividades turísticas. En este lugar te informan sobre las rutas. Aunque en tu recorrido verás más puntos para resolver tus dudas.

En una zona más húmeda se ubica la reserva natural de Mendilatz, en el monte del mismo nombre. Tiene 119 hectáreas, algo más del doble que la de Tristuibartea, en el monte Pettuberro. Aquí puedes ver las hayas más altas.

Los accesos en Irati

Tienes la posibilidad de acceder por el este. Concretamente, por el Valle de Salazar, desde el encantador pueblo de Ochagavia. Esta localidad está considerada una de las más hermosas de Navarra. Destaca por su puente de piedra y por las espectaculares vistas que ofrece del Pirineo.

Otra forma de llegar es dirigiéndote al oeste por el Valle de Aezkoa, desde Orbaizeta. En este punto puedes detenerte para visitar una antigua fábrica de armas. Entre ambos accesos encuentras Jaurrieta, otro bonito municipio de la zona. Además, en las inmediaciones está el punto de partida del Camino de Santiago, la Colegiata de Roncesvalles.

Características de las dos rutas

La primera comienza en la ermita en la Virgen de las Nieves y comunica con el mencionado pantano de Irabia. La segunda rodea al embalse en su totalidad. El recorrido es más llano, aunque más largo.

Debes saber que, en cualquiera de los dos casos, tendrás que caminar o subirte a la bicicleta. Y es que no están permitidos los vehículos particulares en el interior de la selva de Irati. Eso sí, puedes apuntarte a excursiones en 4×4 para descubrir sus sendas. De este modo, conocerás cada rincón en profundidad.

Los colores y la nieve

Es en primavera y, especialmente, en otoño cuando la selva ofrece sus colores más bellos. Pero no dejes de visitarla en invierno. Contemplar sus cumbres blancas es todo un privilegio. Además, en esta estación abre sus puertas el centro de esquí de Abodi, situado en la carretera de Larraun. Aquí se organizan rutas por el bosque con esquís de travesía o raquetas de nieve.

Si viajas a Navarra, no te pierdas los espectaculares bosques de Irati. Disfruta de su magia en cada estación del año. ¡Repetirás!

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2018/09/selva-de-Irati-header.jpg);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}