Kakebo, el método de ahorro japonés que triunfa en todo el mundo

Conseguir una mejor relación ingresos gastos en la economía familiar es posible gracias al método Kakebo. Esta metodología, que nace en el año 1904 en Japón, ha ayudado a millones de familias a alcanzar sus objetivos de ahorro y a ser más conscientes de los gastos que llevan a cabo cada día.

La importancia de ahorrar

Ahorrar es de vital importancia para disfrutar de una economía familiar saneada y que pueda hacer frente a una caída en los ingresos, ya sea por desempleo o por cualquier otra causa. El método Kakebo es una de esas ideas para ahorrar más que ha demostrado ser verdaderamente útil. Esto es posible gracias a que los gastos se categorizan, según este método, en diferentes secciones:

– Supervivencia: se incluyen gastos de vivienda, luz y alimentación.

– Ocio y vicio: se incluyen comidas fuera de casa, gastos en actividades deportivas, etcétera.

– Cultura: gastos en libros, entradas de cine o teatro, o clases.

– Extra y otros: se anotan los gastos en regalos, los imprevistos o lo que no encaja en otras categorías.

Es, como puedes deducir, uno de esos métodos para ahorrar que requiere cierta constancia a la hora de anotar todos los gastos, pero que sin duda informará de aquellos capítulos de gasto donde nos excedemos, y señalará dónde se deben tomar medidas.

La dificultad de ahorrar con pocos ingresos y sin un método

Ahorrar con ingresos bajos y sin seguir un sistema concreto, como el método Kakebo, resulta muy complicado. Por ello, y pese a lo simple que esta metodología parezca, es capaz de permitir ahorrar a todo tipo de familias. Bien aplicado, identifica incluso los gastos más pequeños; aquellos de cuyo volumen a menudo no somos conscientes. Como puede ser el tabaco o los cafés fuera de casa.

Explicación del método Kakebo

Kakebo se materializa a través de un libro de cuentas para el hogar. En él se anotan los ingresos y gastos diarios, a la vez que se fijan ciertas metas de ahorro a alcanzar. Se puede dividir en días, semanas o incluso en trimestres, y hacer los cálculos según se desee.

El objetivo final de todo ello es tener un mayor control de a qué se dedican los ingresos, y que eso permita incrementar los excedentes de ahorro. Y es que el método Kakebo fue diseñado para que las amas de casa japonesas de principios del siglo XX pudieran manejar mejor las finanzas familiares.

Un ejemplo práctico

Una familia con ingresos de 1.500 € al mes comienza a anotar sus gastos mensuales (hipoteca,suministros, compra, etcétera). A final de mes comprueba que no ha conseguido su objetivo de ahorro de 200 €. Así pues, revisará sus gastos y tomará medidas el próximo mes, reduciendo la partida en de gastos en la carnicería.

Así funciona el método Kakebo. Es fácil de aplicar y puedes hacerlo tú mismo.

 

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2018/07/cabeceras-categoria.jpg);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}