¿Cuál es la temperatura ideal para la casa?

Hoy en día se habla mucho de la importancia de la eficiencia energética y de lo necesario que es tener la temperatura ideal para una casa tanto en materia de sostenibilidad como en confort. Para saber cuál es la temperatura ideal de tu vivienda, primero debes conocer cuáles son los factores que influyen en ella.

Factores que influyen en la temperatura ideal para una casa

Existen dos elementos que debes tener en cuenta: la humedad relativa y la temperatura exterior.

La humedad va a influir en tu sensación térmica, pues una temperatura constante con una humedad relativa variable hará que el cuerpo tenga la sensación de cambio de temperatura. En cuanto a la temperatura exterior, es fundamental que la temperatura de tu casa tenga relación con ella. En verano debe permitirte ir vestido con ropa ligera y en invierno con una manga larga.

Formas de mejorar la temperatura ambiente

Para un ambiente agradable, la humedad debe estar en torno al 50 o 60%. Las plantas son una forma de conseguir el equilibrio de humedad en el ambiente en un entorno muy húmedo, al tiempo que mejoran la calidad del aire de tu vivienda.

El calor azul y el suelo radiante son sistemas con los que puedes controlar la temperatura y conseguir una mejor eficiencia energética.

¿Cómo evitar pérdidas de calor?

Para mantener una temperatura estable has de asegurarte de que todo el calor se mantiene. Recuerda que los cambios de temperatura de una habitación a otra se producen porque no hay un buen aislante. Para evitar estas pérdidas de calor, necesitas que tanto ventanas como puertas estén debidamente aisladas, así como los cerramientos exteriores y los muros.

Las ventanas son el punto más débil, por lo que es necesario que optes por aquellas con rotura térmica o con gas argón para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda.

¿Cómo regular el termostato y cuál es la temperatura ideal?

La temperatura ideal de una vivienda en invierno se sitúa en 21ºC y en verano en 26ºC. Para conseguirlo, puedes hacer lo siguiente:

– Durante el día no dejes que el termostato supere esos 21 o 26ºC.

– En invierno no duermas con la calefacción encendida (prográmala para que se conecte antes de despertarte), pues la temperatura por la noche debe oscilar entre los 15 y los 17 ºC. No dejes tampoco que baje nunca de los 15 C, aunque no estés en casa, de este modo no te costará después tanto calentar toda la vivienda.

– Ventila la vivienda en invierno al mediodía y en verano por la noche durante unos 10 minutos.

Si te preocupas por mantener una temperatura ideal para una casa, tendrás un mayor confort y no derrocharás en tu factura de calefacción o de luz.

 

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2019/07/54e4d2424b5aa814f6da8c7dda79367c1138dee557556c48702a72dd944dc05cbc_640.jpg);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}