¿Cuánto queda?

Desde primeros de diciembre, los padres escuchan esta pregunta una y otra vez.

Y es que la emoción está en el aire, las luces ya se encienden, los anuncios en televisión de turrón o lotería ya hace días que se emiten, las primeras decoraciones ya aparecen en algún escaparate o se asoman por algún balcón… ¡la Navidad ya ha llegado!

Todos los niños están deseando que llegue el día de Navidad y puedan, por fin, abrir los regalos que les ha traído Papá Noel. Por eso, les encantará la manualidad que aquí os contamos, para que la espera se les haga más amena: calendarios de adviento que podéis hacer todos juntos.

 

Pero ¿Qué es el Calendario de Adviento? y, ¿cómo funciona?

El calendario de adviento es un símbolo de la estación de Adviento y no es ni más ni menos que una cuenta atrás que va desde el 1 de diciembre hasta el 24 de diciembre que es NocheBuena. Es una forma ideal para que lo más pequeños sepan cuánto falta para Navidad.

 

¡24 días que corresponden a 24 sorpresas!

Una chocolatina, un muñequito, una golosina, un bonito mensaje, una goma de borrar divertida… Tus hijos disfrutarán descubriendo día a día, el regalito que les espera hasta llegar al día de Navidad. Y, además, el calendario se convertirá en una pieza más que decorará nuestro hogar en estas fechas tan señaladas.

Aquí te damos algunas ideas para inspirarte a elaborar vuestro propio calendario de Adviento. ¡Vuestra imaginación es el límite!  Se pueden hacer con bolsas y sobres de papel, en los que podemos guardar dulces y pequeños regalitos. Puede ser un calendario de adviento hecho con cajitas, u otros hechos de materiales originales como tela o fáciles que tengas en casa como pinzas de la ropa, materiales incluso de reciclaje como calcetines viejos, envases de yogur… ¡y así tener un calendario de lo más saludable con el medioambiente!

¿Empezamos?

 

Calendarios de Adviento con bolsas y sobres de papel

¿Quién no tiene algunos sobres y bolsas de papel en su casa?

Una idea muy sencilla es la que vemos en la foto de arriba. Para hacerlas sólo necesitarás papel o bolsas de papel bonitas, o que puedes decorar tú mismo, cintas de colores, pinzas, unas pegatinas o cartoncillos con los números, cuerda o hilos de colores, y dependiendo donde queramos poner el calendario en la casa, una cesta o caja.

 

 

Si buscas algo más trabajado y que pueda quedar bonito en la pared de tu casa, te recomendamos esta idea. Necesitarás una rama seca y cuerda. Elige bolsas de papel, sobres, papeles de colores y todo lo que se te ocurra para guardar los regalos, teniendo en cuenta su peso, y cuélgalos de la rama seca con cuerda o cordeles de colores. ¡Quedará precioso!

Calendarios de Adviento con papel y cartulina

Con papel y cartulina podemos hacer calendarios de adviento realmente originales. ¡Es hora de sacar los colores y nuestra imaginación! Un calendario de adviento muy fácil y con un resultado muy bonito. Cartulinas dobladas en forma de cono donde guardarás la sorpresa de cada día. Puede quedar muy decorativo para cualquier rincón…¡Y muy navideño!

 

Calendario con bolsitas de tela y pinzas de la ropa decoradas

Bonitas bolsitas de tela o fieltro que podéis hacer vosotros mismos con pinzas pintadas y decoradas con motivos navideños, el número del día… podéis colgarlas o ponerlas en una cestita todas juntas.

La imaginación… ¡vuestro mejor calendario!

La verdad es que se pueden hacer Calendarios de Adviento con todo lo que se os ocurra.  Los envases de yogur bien limpitos y luego envueltos en papel seda pueden ser un magnifico envase donde esconder las pequeñas sorpresitas, cajitas de cualquier tipo envueltas en bonitos papeles y una  pequeña bolita de Navidad, los calcetines desaparejados de toda la familia, con solo pegatinas (tipo Post its) y escritas en ellas mensajes bonitos para toda la familia o algunas sorpresas o actividades para hacer todos juntos como por ejemplo “¡Mañana iremos al Zoo!”, “¡Hoy de postre comeremos turrón de chocolate!”, “¡Esta tarde iremos al cine!”…

Incluso una sencilla bandeja de horno de cupcakes donde en cada hueco esconder una sorpresilla y tapado con una pegatina divertida, un papel colorido o un bonito dibujo de tus peques y escrito el número de cada día, ya tienes un sencillo pero resultón calendario. Hasta los rollos de papel del lavabo vacíos pero decorados por tus hijos, se puede convertir en un divertido calendario de adviento.

Esa es la parte más divertida y creativa, con materiales que jamás te imaginarías que sirviesen para algo así, pero que puedes encontrar por casa perfectamente, y teniendo en cuenta, que los niños son los que verdaderamente disfrutan con este calendario, el resultado puede quedar espectacular y sobre todo único, ¡nadie más tendrá vuestro Calendario de Adviento!

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2019/11/1900x500_d1.png);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}