¡Dulce Navidad con este bonito postre!

Sorprende a todos con este postre bien fácil de realizar, que seguro gustará a todos. Incluso otra buena idea es regalar este esponjoso y delicioso pastel de frutos secos cuando vayas a comer o cenar a casa de tus seres queridos, les encantará.

Lo bueno de este pastel con frutas y frutos secos maceradas en ron, es que puedes elegir la fruta o frutos que más te gusten. En total de fruta y frutos secos tiene que ser de aproximadamente 250 gramos. Pero a tu elección en vez de poner pasas, utilices dátiles en vez de almendras, nueces o mitad y mitad… ¡a tu gusto completamente!

Nosotros te proponemos la siguiente receta:

 

Ingredientes:

100 gr de pasas

50 gr de naranja confitada

50 gr de cereza confitada

50 gr de albaricoques secos

50 ml de ron

200 gr de azúcar

200 gr de mantequilla

250 de harina

4 huevos

50 gr de almendras en trocitos pequeños

2 cucharadas de levadura química (15 gr)

 

Cucharadita de té de:

Canela

Jengibre molido

 

Una pizca de:

Clavo

Nuez moscada

Ralladura de limón y naranja

 

Poner los frutos secos en un bol, añadir el ron y dejar reposar durante un par de horas o incluso durante toda la noche. Los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

Mezclar con suavidad la harina con la levadura y especias.

Batir la mantequilla a temperatura ambiente, o sea, blandita, con una varilla eléctrica, añadiendo poco a poco el azúcar. Añadir los huevos uno a uno y batir después de cada incorporación.

Es el momento de agregar la harina con especias, las ralladuras de naranja y limón y las almendras, removiendo bien con una cuchara. Al final incorporar los frutos secos poco a poco y remover.

Pasamos toda la masa resultante a un molde de unos 20-22 cm diámetro.
y lo ponemos al horno a 180º C aproximadamente 1 hora – 1 hora y 20 minutos.

Antes de desmoldarlo y decorarlo, déjalo enfriar.

Para la decoración, se puede hacer un glaseado con el zumo de medio limón pequeño y 1 vaso de azúcar glas. Añadir el zumo poco a poco al azúcar, removiendo constantemente con una cucharita. Otra opción es comprar una pasta fondant de color blanco. Y extender una fina por encima. Otra opción aún más fácil, espolvorea azúcar glas encima de alguna plantilla bonita como esta de un copo de nieve.

Y el toque perfecto, será poner una decoración navideña, ya sea natural como una ramita de acebo o comprar alguna decoración navideña comestible, ¡las hay preciosas!

 

¡Estilo y toque navideño también en el postre!

 

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2019/11/1900x500_d9.png);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}