¡Piérdele el miedo al taller! Ahorra en las reparaciones del coche

Las reparaciones del coche pueden resultar fácilmente las más caras de entre todos los gastos de este tipo. Y, al igual que la mayoría de personas, no puedes pasar mucho tiempo sin un transporte de confianza. Lo que significa que a veces pagas las reparaciones sin importar su coste para tener el vehículo disponible lo más pronto posible. Sin embargo, puedes ahorrar en reparaciones de coche siguiendo algunos consejos rápidos y fáciles.

Prevenir antes que curar: hacer un buen mantenimiento

El mantenimiento deficiente provoca que tu coche no se preserve todo lo bien que te gustaría, y consecuentemente no te permite ahorrar en el taller.

1. Para evitar esto, te recomendamos revisar regularmente los niveles de líquido. Monitorizar y rellenar todos los depósitos de fluidos detendrá los problemas y evitará fallos del sistema. Los niveles bajos de líquido también pueden alertar sobre una posible fuga.

2. También puede parecerte inofensivo conducir con neumáticos poco inflados, pero esto aumenta su desgaste y el de la suspensión del vehículo, incrementando además el consumo de combustible. Comprobar la presión de los neumáticos es crucial.

3. Recuerda cuidar las pastillas de freno; si están gastadas puedes causar daños al sistema de frenado.

Consejos para ahorrar si ha surgido una avería

– Uno de los trucos de cómo ahorrar en el mantenimiento de un vehículo es aprovechar las piezas usadas, con las cuales puedes ahorrar mucho dinero. Te sorprenderá su calidad y fiabilidad. Las puedes encontrar en desguaces o incluso por Internet, lo que también es una excelente manera de obtener luces traseras y faros nuevos.

– Por otra parte, la confianza con un mecánico es muy importante. La mayoría de los mecánicos son honestos y decentes, a diferencia de algunos que solo tienen un interés económico y dan mala imagen a su sector. Para encontrar un buen taller mecánico, solicita referencias de amigos; luego, trata de establecer una relación genuina y a largo plazo.

– Incluso si el automóvil está en garantía, no asumas que necesitas llevarlo al concesionario. La razón es que, a menudo, la garantía no cubre las consideradas «piezas de desgaste». Y los precios que te ofrecerá el concesionario por ellas suelen ser significativamente más altos.

– Por último, cuando te enfrentas a una factura nunca está de más obtener una segunda opinión. Primero, asegúrate de comprender cada línea individual del trabajo que se propone. Es posible que se hayan agregado tareas adicionales que no son necesarias. Después, busca diagnósticos en la red parecidos al tuyo, para comparar precios.

Es probable que tu vehículo sea una de las mayores partidas de tu presupuesto mensual. Pero las estrategias y conocimientos correctos pueden ayudarte a ahorrar en reparaciones del coche y a conseguir reducir este gasto cuando surjan necesidades.

 

div#stuning-header .netbee-stuning-header-bg-container {background-image: url(https://www.cuentoconcofidis.com/wp-content/uploads/2018/07/cabeceras-categoria.jpg);background-size: cover;background-position: center bottom;background-attachment: initial;background-repeat: no-repeat;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 400px;}